El hambre – Relato Hot

Levantó la cabeza del plato y me miró a través de sus gafas. Duró poco la imagen de su barbilla  salteada de trocitos de marisco, pero lo suficiente como para recordarme que unas horas antes el plato había sido yo. Y que me había engullido con la misma falta de finura y decoro. Unas horas antes se había amorrado a mi vagina con la disculpa aceptada de un «no puedo parar de comerte, me vuelve loco tu sabor». Continue Reading El hambre – Relato Hot