La Cascada

La Cascada es una postura complicada, pero muy gratificante. El caballero debe tumbarse con la cabeza y los hombros en el suelo, manteniendo los pies sobre la cama y ella debe subirse encima de él.

El orgasmo para el caballero es más intenso de lo habitual debido a la acumulación de sangre en la cabeza. También es conocida como el aturdimiento por esto.

Esta posición permite a la dama una penetración profunda, teniendo ella control de la intensidad de ésta. Además genera una buena estimulación en el Punto G. También es una buena posición para el sexo anal, sobre todo porque la mujer tiene control de la profundidad e intensidad de la penetración.

La cascada pueden practicarla cualquier persona pero si sufres de dolores de espalda no es recomendable para ti.