Lecciones para conquistar de Giancomo Casanova

Casanova le dio su nombre a todos los hombres que pueden conquistar a cualquier mujer, así que acá dejamos un poco de su filosofía.

Aventurero, guerrero y un romántico sin igual. Giancomo Casanova le dio su nombre a todos aquellos hombres que quieren ligar mujer tras mujer sin mirar atrás. Sin embargo, a pesar de ir en contra de los estereotipos románticos de su época (siglo XVIII), Casanova era más caballeroso de lo que podemos pensar, y de hecho hay algunos consejos que deberíamos seguir basándonos en sus historias.

Casanova siempre conquistaba a mujeres que se encontraban en una situación difícil. La ayudaba, ofreciendo su completo ser, para al final poder quedarse con ella. Los siguientes consejos de Casanova te ayudarán a cumplir ese propósito (sin ser grosero).

Usar las palabras con inteligencia

«Un hombre que hace conocer su amor a través de palabras es un tonto», afirmó Casanova en uno de sus relatos. A pesar de que afirmaba que el discurso es una parte importante en “el placer del amor”, sugería que cualquier tipo de palabras de amor tenían que verse restringidas, sólo implicadas para su amante, pero no expresadas de manera audaz. Es una especie de generación de expectativa. De igual forma, uno se puede ver influenciado por la frescura del amor nuevo, sintiéndose impulsado a hacer declaraciones innecesarias que podrían encajar mejor en el futuro.

Mostrar gratitud y amabilidad

«No hay una mujer a quien un hombre no esté seguro de conquistar con un poco de gratitud. Es uno de los medios más seguros y cortos». Esto no deberíamos de resaltarlo, pero justamente la bondad es una de las características que llamaban la atención de Casanova. Aunque su interés era pasional, trataba correctamente a las mujeres para encontrar un lugar en su corazón.

No ser un depredador

«Mi principio guía nunca ha sido atacar a novatas o a aquellas cuyos prejuicios serán un obstáculo». Esto no significa que Casanova prefiriera las conquistas sencillas, sino que prefería a aquellas que se adecuaran a su forma de ser. De igual forma, era astuto al elegir a una posible mujer, no tomaba a la primera frente a su camino. Analizaba su personalidad previamente, y afirmaba que el consentimiento mutuo era importante.

Valora la inteligencia

«Después de todo, una hermosa mujer sin una mente propia dejará a su amante sin recursos después de que haya disfrutado sus encantos físicamente». Aunque era Casanova era machista, valoraba esa característica en una mujer, y es cierto. Sin embargo, debemos recordar que es igual con los hombres. De nada vale un individuo valiente si no tiene inteligencia para entretener a alguien después.

Amar honestamente

Así sea para una aventura pasajera, Casanova dejaba todo de sí en cada una de las mujeres a las que atraía. Cuando hablaba de amar al sexo opuesto, también afirmaba que hacía lo posible para ser amado por él. Eso no significa sólo amor físico.

Aunque son extremadamente básicos, estos consejos de Casanova para conquistar sirven todos los días. Recuerda, ni Casanova buscaba sólo sexo. Siempre hay algo más que nos impulsa a pelear por alguien.

Fuente: gq.com.mx